Una fuerte imagen mental

Siendo un otaku siempre he admirado a los personajes principales y cómo es que se anteponen a todo para alcanzar sus metas. Hay una diferencia sustancial entre los personajes de series comunes occidentales y el anime y hasta ayer creía que esa era la determinación y voluntad, pero llegué a la conclusión que no es del todo correcto.


Durante mucho tiempo he mirado cómo con su determinación y fuerza de voluntad estos personajes han ido aplastado muchas dificultades, así que desde que recuerdo haber comenzado a ver anime siempre he sentido que me han impulsado a ser mejor persona, a sacrificarme por el resto y en general, a tratar de cumplir mis metas como ellos lo hacen. El problema es que no soy ellos. No vivo en un mundo de fantasía y no me crearon para satisfacer las necesidades de entretención del resto, así que siempre me pregunté qué me faltaba para alcanzar mis objetivos y parecerme aunque sea un poco a ellos.


Hace un tiempo llegué a la conclusión de que la mayoría de las series están impulsadas por dos cosas: determinación y voluntad. Si bien para el español estos conceptos son sinónimos, en Japón se escriben de distinta manera porque refieren a elementos distintos. Determinación refiere a una cuestión de mente, de pensar y voluntad refiere a una cuestión de corazón, de qué tan ardiente son tus deseos. Es mediante la mezcla de ambos elementos que la mayoría de las series logran el éxito y sus personajes logran sus metas, pero algo me faltaba en mi análisis.


Después de fundar el Centro y salir plenamente al mercado laboral me di cuenta de que la determinación y la voluntad no son suficientes para alcanzar mis metas. Hay un contexto que siempre está jugando un rol importante y personas que también tienen deseos. Así que comencé a preguntarme qué es lo que me hacía falta y cómo podía lograr las cosas de mejor manera, y con la pandemia y tanto rato para pensar por fin he llegado a la conclusión. Tengo los motores principales, tengo la determinación, tengo voluntad, soy ambicioso, pero me faltaba un camino claro. Me faltaba una fuerte imagen mental.


Siempre hablaban de esto en las series, pero creo que nunca le tomé el peso porque no lo entendía correctamente. La imagen mental se refiere a la capacidad que tienen o adquieren estos personajes para mantenerse fieles y poder visualizar un camino según sus capacidades actuales. Tener una imagen mental de qué es lo que quieres lograr y cómo quieres hacerlo facilita mucho el camino, pero a pesar de que lo visualices el mayor desafío es mantenerla todos los días.


El mayor desafío no es visualizar el camino, sino mantener tu imagen mental, mantener tus objetivos siempre a la vista, siempre en mente. Creo que después de mucho tiempo comprendí que no bastan con escribir en un cuaderno lo que quieres y tener la voluntad y la determinación para hacer las cosas, si no es constante, tus esfuerzos se diluyen en el tiempo y no avanzas. Por eso es importante mantener una imagen mental. Porque necesitas consolidar lo que quieres y mantenerla presente, pensar en ella todos los días, porque la verdad es que el mundo no va a cambiar entonces la pregunta es cómo nos podemos adaptar para alcanzar nuestros objetivos. El sistema no se volverá más amable de la noche a la mañana y sin que nadie intervenga; no, necesitamos mantenernos firmes, tener una imagen mental clara, nuestros objetivos a la vista y sobretodo el camino que hemos visualizado para alcanzarlos. Tus ganas serán el motor, pero con ganas no basta.


Juan Francisco Concha


9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Las fuentes no convencionales para ir “más allá”

Desde la universidad me ha gustado la economía, desde que tomé un curso electivo. pero siempre me ha sido difícil transmitir a otros que la economía es mucho más que aprender sobre negocios o ganancia

Discutir por costumbre, creerte lo que no crees.

Quedé sumamente pensativo luego de una sesión en que hablábamos acerca de Economía básica. Al comienzo de la sesión me vinieron a la mente muchas situaciones y personas, qué decían y cómo lo decían, p

El laberinto de las leyes

Uno de mis principales motivos para trabajar en esto de la autoformación fue tratar de comprender el cómo funciona Chile. Por qué estamos como estamos, realmente. Sin intermediarios ni gente iluminada

Centro de Autoformación Cívica

Contáctanos

Correo electrónico

  • Icono social LinkedIn
  • Instagram
  • Facebook icono social

© 2023 by Centro de Autoformación Cívica. Proudly created with Wix.com